¿QUÉ ES LA OFICINA SIN PAPEL?

La verdadera transformación digital tiene que ver con el modo de entender el negocio

frase Sir William Thomson

La transformación digital

RENOVARSE O MORIR

La transformación digital es un proceso que consiste en integrar tecnología digital en todas las áreas de una empresa con el objetivo de mejorar su operativa, producto o servicio e interacción con el cliente.

El proceso tiene una doble función y permite cambiar el funcionamiento de una organización a través de la modernización y la mejora de sus operaciones. Para ello, la transformación digital se lleva a cabo a través de la aplicación de una estrategia que incorpora nuevos métodos de trabajo para que las organizaciones, los directivos y los empleados aprovechen el potencial de la digitalización para innovar y ofrecer valores añadidos. El objetivo final de la transformación digital es la reinvención de la organización a través de la tecnología para optimizar procesos y responder adecuadamente al cliente digital. A tal efecto, nuestra actividad se orienta a resultados medibles porque si se puede medir, se puede mejorar.

Una cuestión de actitud

LA TECNOLOGÍA HA LLEGADO PARA QUEDARSE

Nuestra actitud y capacidad de adaptación a las nuevas innovaciones en el área de trabajo determinará el éxito que la empresa puede llegar a tener.

La evolución de la digitalización ha llevado el modelo de negocio actual y futuro a basarse en la experiencia del cliente en el entorno digital, y eso significa que hay que superar el miedo al cambio con una mentalidad abierta a la renovación. Una renovación que fomenta las competencias digitales de los directivos y los empleados y que permite la entrada de nuevos perfiles de trabajador en el entorno. Innovación, creatividad, capacidad de autoaprendizaje, trabajo en equipo, comunicación fluida u orientación al cliente son algunas de las habilidades más buscadas hoy en día, todas ellas emanadas del proceso de digitalización.
Para diseñar nuevas estrategias dentro de la empresa es muy importante la implicación de todos los departamentos y áreas de la compañía, todos los procesos y todas las personas, las cuales

formarán parte y a la vez se verán afectadas por los nuevos métodos.
La tecnología solo es el medio para lograr la verdadera transformación digital que tiene más que ver con el modo de entender el negocio: procesos, tecnología, datos y comunicación. La transformación digital es imperativa para resolver las necesidades futuras de las empresas para seguir el ritmo de las demandas de sus clientes. Permite generar nuevas oportunidades de negocio y abrirse a nuevos mercados, resuelve la obsolescencia de las empresas y acoge las nuevas oportunidades que surgen de la digitalización. En este sentido, la transformación digital no es un producto o una solución que comprar ni un objetivo, es el efecto del proceso de digitalización.

frase Charles Darwin

Nuevos tiempos, nuevos procesos

DE LA INTENCIÓN A LA ACCIÓN

La actitud y la capacidad de adaptación frente a las nuevas tecnologías es esencial para dominar el mercado y, en tal sentido, los hábitos y el aprendizaje son claves para la implementación de la tecnología.

Es fundamental que los cambios se generen en el seno de toda la empresa y de manera vertical, y es por eso que la dirección debe dar el primer paso. Por una parte, hay que asumir los costes de inversión de la tecnología, de forma gradual y acorde con las capacidades y necesidades de la empresa. Por otra parte, es esencial la implementación de una cultura empresarial que impulse nuevas formas de trabajo productivas y flexibles que retengan el talento y que, a la vez, fomente un liderazgo innovador con capacidad para que tengan cabida las nuevas ideas. Todo ello, sin duda alguna, enfocado siempre al cliente de nuestro sector mediante la gestión eficaz de datos para mejorar su experiencia.

Una vez realizado el cambio de mentalidad, se debe plasmar la evolución con hechos. El ciclo de la transformación digital es gradual y continuo, y consta de tres fases:

definicion

Definición

Planificación de la estrategia y redefinición de los procesos clave

implementacion

Implementación

Puesta en práctica de la estrategia y los procesos

evaluacion

Evaluación

Comprobar el cumplimiento de objetivos y mejora continua

Impacto interior y exterior de la transformación

La transformación digital tiene un fuerte impacto tanto en el interior como en el exterior de la empresa. Dentro de la empresa, obliga a rediseñar la organización interna al aplicar nuevas maneras de trabajar y crear nuevos espacios de trabajo que promueven una mayor transparencia, innovación y una anticipación de las amenazas y las oportunidades. En lo que respecta al capital humano, la transformación permite incorporar perfiles profesionales especializados en las nuevas tecnologías, lo cual posibilitará que atraiga a personal cualificado, y mejorar la mentalidad y la experiencia de los empleados que ya trabajaban en la empresa al aumentar también su participación directa en la cultura de la organización.
En el otro lado, en el impacto exterior, la transformación modifica el modelo de negocio, ya que fomenta el desarrollo de nuevos productos y servicios —los cuales personaliza—, facilita la atención a los clientes las 24h de los 365 días al año y define la propuesta de valor de la compañía, el producto o servicio que responde a las demandas de los clientes, para diferenciarse de la competencia.

Tu empresa necesita transformarse si…

Existen cuatro situaciones en que se hace imprescindible revisar la estrategia digital de una organización:

R No se ha adaptado a los actuales modelos de negocio.
R No dispone de procesos automatizados.
R No optimiza la gestión del tiempo de sus empleados.
R No sabe gestionar el cliente digital: hiperconnectado, informado, activo, instantáneo, exigente, que busca una trato personalizado, impaciente, comparador y infiel

La evolución constante que se produce en el sector y en el modelo de negocio pone a prueba la capacidad de adaptación a los cambios de la empresa, y si ella no dispone de procesos automatizados que respondan a esos cambios la firma se queda atrás respecto a la competencia. En lo que respecta al aspecto humano, la transformación digital ayuda a optimizar la gestión del tiempo de sus empleados y, en consecuencia, el rendimiento, la eficiencia y la productividad aumentan exponencialmente. En relación al fin último de la empresa, el nuevo cliente ya no se persona para hacer la compra, y es por ese motivo que el cliente digital tiene que permanecer informado de la actividad y los productos de la empresa. Es un perfil de comprador que busca una trato personalizado y que es exigente, impaciente, comparador e infiel, de ahí que la empresa deba responder eficazmente a todas estas demandas. Por último, y no menos importante, queremos remarcar que las transformaciones son caras y arriesgadas y que se transforma algo cuando ya no se puede evolucionar más.